Perek Shirá traducido al español

Introducción a Pérek Shirá

Rabi Yehuda HaNasí dijo, "Aquel que se ocupa [en leer] el Pérek Shirá en este mundo merece deaprender y enseñar, observar y realizar y cumplir (la Torá y los Preceptos), y tiene éxito en suestudio, se salva de la Mala Inclinación y de todo daño, de los sufrimientos de la tumba y delveredicto del Gehinóm (el infierno), y de los sufrimientos de antes de la llegada del Mashíaj(Mesías), disfruta la longevidad de sus días, y merece de estar en los días del Mashiaj y de lavidaen el Mundo Venidero.

Dijo RabiEliezer: Quien se ocupa en recitar el "Perek Shira" en este mundo, merece recitarlo en elMundo Venidero, como está escrito, "Entonces cantará Moisés" – no dice "cantó" sino "cantará", esdecir en el Mundo Venidero.

Rabi Eliezer el Grande dijo: "Quien se ocupa del "Pérek Shirá" cada día - atestiguo sobre él quees digno del Mundo Venidero, se salva de calamidades, y de la Mala Inclinación, y del Juicio Severo,del Ángel Acusador, y de todo tipo del mal y de destrucción. Comete con todo tu corazón y con todatu alma a saber Sus caminos, y guardar los portones de Su sagrado santuarioy observar Sus Leyesy Sus Preceptos. Cuida Su Torá en tu corazón y que el temor de Él este delante de tus ojos. Guardatu boca y tu lengua de toda transgresión y culpa, y Él estara contigo dondequiera que vayas, y teenseñará sabiduría y conocimiento de todo. ¡Debes saber muy bien que todo lo que creó el SantoBendito Sea no lo creó sino para Su propia Gloria, como está escrito (Isaías43:7), "Todo lo llamadoen Mi Nombre, ha sido creado para Mi Gloria – Yo le he formado y Yo le he hecho!"

Dijeron Nuestros Sabios de bendita memoria que cuando el Rey David completó el Libro de losSalmos, tenía un sentimiento de auto satisfacción. Dijo delante del Creador, "Acaso existe en Tumundo una criatura que Te dice cantos y alabanzas más que yo?"En ese mismo momento, una rana le apareció, y le dijo: ¡"David! No estes tan satisfecho contigomismo, porque yo digo más cantos y alabanzas que tú. No sólo eso, sino que tres mil parábolas sondichas sobre cada canto que digo,como está escrito (Reyes I, 5:12): "Y dijo tres mil parábolas y suscantos eran mil y cinco". No sólo eso, sino que me ocupo una gran Mitzvá (Precepto), y esta es: hayuna especie en la playa cuyo sustento proviene exclusivamente (de criaturas que viven) en lasaguas, y cuando esta hambriento, me toma y me come. Por lo tanto cumplo el Precepto de lo queestá dicho (Proverbios 25:21-22), "Si tu enemigo estuviere hambriento, dale pan que comer. Y situviese sed, dale agua que beber. Porque amontonarás ascua sobre su cabeza, y el Eterno terecompensará". "Te recompensará", significa "Te completará".



Capítulo 1

El Cielo dice

El Cielo dice:"El Cielo relata la gloria del Todopoderoso, y el firmamento proclama las obras de Susmanos" (Salmos 19:2).

La Tierra dice

La Tierra dice: "Del Eterno es la Tierra y todo su contenido; el mundo y los que habitan en él"(Salmos 24:1). Y está dicho: "Desde el extremo de la Tierra hemos oído canciones – 'Gloria alJusto'" (Isaías 24:16).

El Jardín del Edén dice

El Jardín del Edén dice: "¡Despierte, oh viento del Norte, y ven, tú Sur! Sopla sobre mi huerto,para que se difundan sus aromas. Venga mi amado a su huerto y coma de sus preciados frutos"(Cantar de los Cantares 4:16).

El Guehinóm (Infierno) dice

El Guehinóm (Infierno) dice: "Pues Él satisfizo el alma ansiosa, y al alma hambrienta colmó debien" (Salmos 107:9).



El Desierto dice

El Desierto dice: "Se regocijarán el desierto y la tierra baldía, y se alegrará la llanura árida yflorecerá como una rosa" (Isaías 35:1).

Los Campos dicen

Los Campos dicen: "El Eterno fundó la tierra con Sabiduría; Él estableció el Cielo conEntendimiento." (Proverbios 3:19)

Las Aguas dicen

Las Aguas dicen: "El sonido de Su voz coloca muchas aguas en el cielo, y Él ascienda los vaporesdesde los confines de la Tierra" (Jeremías 51:16).

Los Mares dicen

Los Mares dicen: "Aún más que el sonido de muchas aguas, más fuerte que las olas del mar, es elpoder de HaShem en lo Alto" (Salmos 93:4).



Los Ríos dicen

Los Ríos dicen: "¡Los ríos aplaudirán junto a las montañas que cantarán jubilosamente!" (Salmos98:8).

Los Manantialesdicen

Los Manantialesdicen: "Y tanto los que cantan como flautistas, todos mis manantiales están enti" (Salmos 87:7).

Capítulo 2

El Día dice

El Día dice: "Día a día expresa alabanza y noche a noche revela sabiduría" (Salmos 19:3).

La Noche dice

La Noche dice: "Declarando Tu bondad por la mañana, y Tu fidelidad por las noches" (Salmos92:3).



El Sol dice

El Sol dice: "El sol y la luna se detienen en sus moradas, a la luz de Tus flechas que cruzan, al brillode Tu reluciente lanza" (Habacuc 3:11).

La Luna dice

La Luna dice: "Él (HaShem) hizo la luna para (fijar) las festividades; y el sol que conoce sudestinación" (Salmos 104:19).

Las Estrellas dicen

Las Estrellas dicen: "Tú eres Único, HaShem; Tú hiciste el cielo, el cielo de los cielos, y todos susejércitos, la tierra y todo lo que hay en ella, los mares y todo lo que hay en ellos. Y Tú das la vida atodos ellos, y los ejércitos del Cielo a Ti se prosternan" (Nehemias 9:6).

Las Nubes de Lluvia dicen

Las Nubes de Lluvia dicen: "Hizo de la oscuridad Su escondite y Se envolvió en Su abrigo, aguasoscuras y nubes celestiales" (Salmos 18:12).



Las "Nubes de la Gloria" dicen

Las "Nubes de la Gloria" dicen: "Incluso cuando el cielo está claro, Él carga las nubes de lluviapara formarse; la nube espacerá Su luz" (Job 37:11).

El Viento dice

El Viento dice: "Le diré al norte: 'Renuncia'; y al sur: 'No retrocedas'; Trae a Mis hijos de lejos, yMis hijas desde los confines de la tierra" (Isaiah 43:6).

El Relámpagos dicen

El Relámpagos dicen: "Es Él que hace los relámpagos para la lluvia; es Él que saca el viento deSus tesorerías" (Salmos 135:7).

El Rocío dice

El Rocío dice: "Seré como el rocío para Israel, florecerán como una rosa y sus raíces serán comolos cedros del[Líbano" (Oséas 14:6).



Las Lluvias dicen

Las Lluvias dicen: "Una lluvia de generosidad derramaste, Oh Di-s. Cuando Tu patrimonio estabacansado, Tú lo restableciste firmemente" (Salmos 68:10).

Capítulo 3

Los árboles silvestres cantan

Los árboles silvestres cantan: Y los árboles del bosque cantarán de alborozo ante el Eterno, porque Él ha venido a juzgar la tierra. (Dibré Hayamim I 16:33)

La vid canta

La vid canta: Así dice el Eterno: Como cuando se halla vino en el racimo uno dice: «No lo destruyas, porque está bendecido», así haré por consideración a Mis siervos, para no destruirlos a todos. (Yeshayá 65:8)

La higuera canta

La higuera canta: El que cuidare la higuera comerá de su fruto (Mishlé 27:18)



La granada canta

La granada canta: Como una granada partida son tus mejillas detrás de tu velo. (Shir Hashirim 4:3)

La palmera canta

La palmera canta: El justo florecerá como la palmera, crecerá como un cedro en el Líbano. (Tehilim 92:13)

La manzana canta

La manzana canta: Como un manzano entre los árboles del bosque, así es mi amado entre los jóvenes. Bajo su sombra me deleitaba sentada, y su fruto era dulce a mi paladar. (Shir Hashirim 2:3)

Las espigas de trigo cantan

Las espigas de trigo cantan: Cántico de las ascensiones; Desde las profundidades Te he llamado, oh Eterno. (Tehilim 130:1)



Las espigas de cebada cantan

Las espigas de cebada cantan: Plegaria del afligido, cuando desfallece y vuelca su queja ante el Eterno. (Tehilim 102:1)

Las espigas restantes cantan

Las espigas restantes cantan: Los valles se ornan de rebaños y se cubren de grano, exultan regocijo y cantan. (Tehilim 65:14)

Las verduras cantan

Las verduras cantan: Riegas sus surcos abundantemente y haces correr el agua en sus canales, La ablandas con los aguaceros, Bendices lo que crece en ella. (Tehilim 65:11)

Los pastos cantan

Los pastos cantan: Perdure la gloria del Eterno por siempre, Regocíjese el Eterno en Sus obras. (Tehilim 104:31)



Capítulo 4

El gallo canta

El gallo canta: Cuando D-s vá hacia los justos en el paraíso salpican todos los árboles del paraíso fragancias, cantan y alaban, entonces el gallo se despierta y alaba.

En su primer llamado canta: Alzad vuestras cabezas, oh portones, y sed vosotras levantadas, oh puertas eternas, para que el Rey de Gloria pueda entrar. "¿Quién es el Rey de Gloria?" "El Eterno Fuerte y Poderoso, el Eterno Poderoso en la batalla". (Tehilim 24:7-8)

En su segundo llamado canta: Levantad vuestras cabezas, oh portones. Alzadlas, oh puertas eternas, para que el Rey de Gloria pueda entrar. "¿Quién pues es el Rey de Gloria?" "El Eterno de los ejércitos, Él es el Rey de Gloria". Sela. (Tehilim 24:9-10)

En su tercer llamado canta: Levántense justos y dedíquense a estudiar la Torah, para que su recompensa sea doble en el Mundo Venidero

En su cuarto llamado canta: Esperaré Tu ayuda, oh Eterno. (Bereshit 49:18)

En su quinto llamado canta: ¿Hasta cuándo dormirás, oh perezoso? ¿Cuándo despertarás de tu sueño? (Mishlé 6:9)

En su sexto llamado canta: No ames el sueño, no sea que llegues a la pobreza. Abre tus ojos y tendrás pan en abundancia. (Mishlé 20:13)

En su séptimo llamado canta: Es tiempo de que obre el Eterno, porque ellos han anulado Tu Ley. (Tehilim 119:126)

La gallina canta

La gallina canta: Quien da alimento a toda Carne, porque Su misericordia perdura por siempre. (Tehilim 136:25)

La paloma canta

La paloma canta: Como una golondrina o una grulla, así chillo, gimo como una paloma, mis ojos desfallecen al mirar hacia arriba, ¡Oh D-s, cuán oprimido estoy! Sé Tú mi seguridad. (Yeshayá 38:14)

Dice la paloma delante de D-s: Creador del universo que sean mis alimentos amargos como la aceituna pero que vengan de tu mano y no dulces como la miel pero de la mano del hombre (Babli Irubin 18ª)

El águila canta

El águila canta: Tú pues, oh Eterno, D-s de los ejércitos, D-s de Israel, despierta para castigar a todas las naciones, no muestres piedad a ningún traidor inicuo. Selá. (Tehilim 59:6)



La grulla canta

La grulla canta: Alabad al Eterno con la lira, cantadle alabanzas con el salterio de diez cuerdas. (Tehilim 33:2)

El pájaro canta

El pájaro canta: Sí, el gorrión ha encontrado una casa, y la golondrina un nido para ella y para criar a sus polluelos, junto a Tus altares, oh Eterno; de los ejércitos, Rey mío y D-s mío. (Tehilim 84:4)

La golondrina canta

La golondrina canta: Para que mi gloría pueda cantarte alabanzas, y no quedarse callada. ¡Oh Eterno, D´s mío te alabaré por siempre!. (Tehilim 30:13)

El pardal canta

El pardal canta: Mi ayuda viene del Eterno, que hizo el cielo y la tierra. (Tehilim 121:2)



La palmípeda canta

La palmípeda canta: Para los justos se difunde la luz, y la alegría para los rectos de corazón. (Tehilim 97:12)

El búho canta

El búho canta: Consolad, consolad a Mi pueblo, dice vuestro D-s. (Yeshayá 40:1)

La cigüeña canta

La cigüeña canta: Hablad al corazón de Yerushalayim y anunciadle que su tiempo de servicio se ha cumplido, que está pagada su culpa, porque ha recibido de la mano del Eterno el doble de castigo por todos sus pecados. (Yeshayá 40:2)

El cuervo canta

El cuervo canta: ¿Quién provee al cuervo su presa, cuando sus pichones claman a D-s y vagan en procura de alimento?” (Iyob 38:41)



El halcón canta

El halcón canta: Y será conocida su simiente entre las naciones y su descendencia entre los pueblos, todos los que los vean reconocerán que son la simiente que ha bendecido el Eterno. (Yeshayá 61:9)

El ganso doméstico canta

El ganso doméstico canta: Alabad al Eterno, invocad Su Nombre, dad a conocer Sus acciones entre los pueblos. Cantadle alabanzas, hablad de Sus obras maravillosas. (Tehilim 105:1-2)

El ganso

El ganso que deambula por el desierto, cuando ve que el pueblo de Israel estudia Torah canta: Una voz que clama en el desierto dice: Abrid camino al Eterno, preparad en el desierto un camino para nuestro D-s. (Yeshayá 40:3); y cuando encuentra sus alimentos en el desierto canta: Maldito es el hombre que confía en el hombre; Bienaventurado aquel que confía en el Eterno, y cuya confianza es el Eterno mismo. (Yirmiyá 17:5,7)

Las crías de las aves cantan

Las crías de las aves cantan: Confiad en el Eterno por siempre, porque el Eterno es D-s, una roca eterna. (Yeshayá 26:4)



El lince canta

El lince canta: Los llamaré con silbidos y los reuniré, porque los he redimido, y se multiplicarán como se multiplicaron en el pasado. (Zejaryá 10:8)

El grillo canta

El grillo canta: Alzaré mis ojos a las montañas. ¿De dónde provendrá mi auxilio? (Tehilim 121:1)

El saltamontes canta

El saltamontes canta: ¡Oh Eterno, Tú eres mi D-s, te exaltaré y alabaré Tu Nombre, porque has hecho cosas maravillosas, tus consejos desde antiguo son fieles y verdaderos. (Yeshayá 25:1)

La lagartija canta

La lagartija canta: Alabadle con resonantes platillos. Alabadle con címbalos sonoros. (Tehilim 150:8)



La mosca

La mosca a la hora que el pueblo de Israel no estudia Torah canta: Una voz grita: «¡Anunciad!» y dice: «¿Qué anunciaré? Que todo ser viviente es hierba y toda su hermosura como la flor del campo. La hierba se seca, la flor se desvanece, pero la palabra de nuestro D-s permanecerá por siempre». (Yeshayá 40:6,8) Paz, paz al que está lejos y al que está cerca, dice el Eterno que crea el fruto de los labios y yo le curaré. (Yeshayá 57:19)

Los peces grandes cantan

Los peces grandes cantan: Alaben al Eterno, desde la tierra, los monstruos marinos y todas las profundidades. (Tehilim 148:7)

El livyatán canta

El livyatán canta: Agradeced al Eterno, porque es benevolente, porque Su misericordia perdura por siempre. (Tehilim 136:1)

Los peces cantan

Los peces cantan: La voz del Eterno es sobre las aguas, truena el D-s de la gloria, está el Eterno sobre muchas aguas. (Tehilim 29:3)



La rana canta

La rana canta: Bendito sea el Nombre de la gloria de Su reinado, eternamente.

Capítulo 5

Las bestias pequeñas puras cantan

Las bestias pequeñas puras cantan: ¿ Quién como Tú, entre los dioses, oh mi Señor? ¿Quién como Tú, inmenso en Santidad, El más digno de alabanzas y hacedor de milagros (Shemot 15:11)

Las bestias grandes puras cantan

Las bestias grandes puras cantan: ¡Cantad con júbilo a D-s, fortaleza nuestra! ¡Cantad al D-s de Jacob! (Tehilim 81:2)

Las bestias pequeñas impuras cantan

Las bestias pequeñas impuras cantan: Haz bien, oh Eterno, a los buenos, y a los que son rectos en sus corazones. (Tehilim 125:4)



Las bestias grandes impuras cantan

Las bestias grandes impuras cantan: Cuando comas el fruto de la labor de tus manos, feliz serás, y te irá bien. (Tehilim 128:2)

El camello canta

El camello canta: Ruge el Eterno desde lo alto, y hace oír Su voz desde Su santa habitación, Ruge poderosamente por causa de Su rebaño. (Yirmiyá 25:30)

El caballo canta

El caballo canta: He aquí que, como los ojos de los siervos miran la mano de su amo y como los ojos de una sierva miran la mano de su ama, así nuestros ojos miran al Eterno nuestro D-s, hasta que nos dé Su misericordia. (Tehilim 123:2)

La mula canta

La mula canta: Todos los reyes de la tierra Te alabarán, oh Eterno, porque han oído las palabras de Tu boca. (Tehilim 138:4)



El burro canta

El burro canta: Tuya es, oh Eterno, la grandeza, el poder, la gloria, la victoria y la majestad; porque todo cuanto hay en el cielo y en la tierra es Tuyo, Tuyo es el reino, oh Eterno y Tú eres exaltado sobre todas las cosas. (Dibré Hayamim I 29:11)

El toro canta

El toro canta: Entonces entonaron Moisés y los hijos de Israel este cántico al Eterno, diciendo: Cantaré al Eterno, exaltando Su grandeza. Al caballo y al jinete arrojó a la mar. (Shemot 15:1)

Las fieras del campo cantan

Las fieras del campo cantan: Bendito El bondadoso y El que hace bondades.

El venado canta

El venado canta: Mas en cuanto a mí, cantaré Tu fuerza, sí, alabaré de mañana Tu piedad, porque Tú has sido mi fortaleza, y refugio en el día de mis penurias. (Tehilim 59:17)



El elefante canta

El elefante canta: ¡Cuán grandes son Tus obras, oh Eterno! y Tus pensamientos son muy profundos. (Tehilim 92:6)

El león canta

El león canta: El Eterno saldrá como un hombre poderoso, provocara los celos como un guerrero, alzará Su voz y gritará, Se mostrará poderoso contra Sus enemigos. (Yeshayá 42:13)

El oso canta

El oso canta: Eleven sus voces el desierto y sus ciudades y los pueblos que habita Kedar, exáltense los habitantes de Sela, griten desde la cumbre de las montañas. Que gloríen al Eterno y declaren Su alabanza en las islas. (Yeshayá 42:11-12)

El lobo canta

El lobo canta: En toda acusación o querella sobre buey, asno, cordero, vestimentas o cualquier otra cosa desaparecida que haya pertenecido al querellante, entenderán los jueces a quienes ambos litigantes llevaren la causa, el que resulte condenado por los jueces pagará el doble al otro. (Shemot 22:8)



El zorro canta

El zorro canta: ¡ Ay del que construye su casa con la deshonra, y sus cámaras con la injusticia! ¡Ay del que aprovecha el servicio del Prójimo sin salario, y no le da el pago de su trabajo! (Yirmiyá 22:13)

El perro cazador canta

El perro cazador canta: Regocijaos en el Eterno, oh justos. La alabanza es hermosa para los rectos. (Tehilim 33:1)

El gato canta

El gato canta: Perseguí a mis enemigos y los alcancé, no me volví hasta haberlos consumido. (Tehilim 18:38)

Capítulo 6

Los reptiles cantan

Los reptiles cantan: Regocíjese Israel con su Creador, alégrense los hijos de Sión con su Rey. (Tehilim 149:2)



Los reptiles violentos cantan

Los reptiles violentos cantan: Tu mujer será como viña fructífera en la parte interior de tu casa, tus hijos serán como plantas de olivo alrededor de tu mesa. (Tehilim 128:3)

La serpiente canta

La serpiente canta: El Eterno sostiene a todos los que caen, y levanta a todos los que son derribados. (Tehilim 145:14)

El alacrán canta

El alacrán canta: El Eterno es bueno para todos, y Su benevolencia está presente en todas Sus obras. (Tehilim 145:9)

El caracol canta

El caracol canta: Sean ellos como un caracol que se desliza y pasa, como abortos de mujer, no vean ellos el sol. (Tehilim 58:9)



La hormiga canta

La hormiga canta: Observa a la hormiga, perezoso! Mira sus caminos, y sé sabio. (Mishlé 6:6)

El ratón canta

La rata canta

La rata canta: Alabadle al Eterno todo lo que tenga aliento. ¡Aleluya! (Tehilim 150:6)

Los perros cantan

Los perros cantan: Venid, inclinémonos y arrodillémonos, prosternémonos ante el Eterno nuestro Hacedor. (Tehilim 95:6)



Oración después de leer Perek Shirá

Rabi Yeshayá el alumno de Rabí Janiná ben Dosá ayunó ochenta y cinco ayunos y preguntó, ¿Los perros que está escrito sobre ellos “y los perros que son descarados y no conocen el estar saciados” tienen el mérito de decir Alabanzas a D-s? Se le apareció un ángel del cielo y le dijo; Yeshayá hasta cuando vas a ayunar por ésta causa, juro delante de D-s que desde que se reveló éste secreto al profeta Jabakuk no se le ha revelado a nadie más, solamente ya que eres el alumno de una gran persona me mandaron del cielo para revelártelo a ti; sobre los perros está dicho “Pero entre los hijos de Israel, ni siquiera ladrará un perro”; y aparte tienen el mérito que de su excremento se curten las pieles en las cuales se escriben Tefilin, Mezuzot y Sefer Torah, por lo tanto tienen el mérito de decir Shirá. Y con respecto a lo que preguntaste no lo vuelvas a preguntar más, como está escrito “Quien guarda su boca y su lengua, guarda su alma de penurias.” (Mishlé 21:23), Bendito sea el Eterno por siempre. Amén y Amén. (Tehilim 89:53), Desde Sión, bendecido sea el Eterno, que mora en Yerushalayim. ¡Haleluyá! (Tehilim 135:21), Bendito sea D-s el Eterno, el D-s de Israel, que solamente hace cosas maravillosas. Y sea Su glorioso Nombre por siempre, y llénese toda la tierra de Su gloria. Amén y Amén. (Tehilim 72:18-19)

Es recomendable que al finalizar el Perek Shirá recite esta plegaria

Dueño de todos los mundos, que sea delante Tuyo D-s, mi D-s y el D-s de mis padres, que por el mérito del Perek Shirá que leí y me ocupé en él, que es el canto de los minerales, los vegetales y los seres vivos, y de los santos ángeles que están encargados sobre ellos por disposición divina; y que es la forma en la que se unifica la Divinidad con todos los mundos y la unificación de los terrestres con los supremos; y que leerlo es considerado como acercar sacrificios sobre el altar. Que se considere ésta hora un momento de piedad, de atención y de audición, que sea considerada delante de Tí mi lectura del Perek Shirá, como si hubiera comprendido todos los secretos que están ocultos en ésta Shirá. Haznos retornar en Teshubá delante de Tí y que tengamos el mérito de encontrarnos en el lugar donde todas las almas son extraídas; que sea considerado como si hubiéramos compuesto todo lo que vinimos a arreglar tanto en ésta vida como en nuestras vidas anteriores y que tengamos el mérito de encontrarnos junto con los Tsadikim y los piadosos en el paraíso. Cúmplenos todos nuestros deseos (aquí es bueno pedir si necesita algo en específico), Mándanos abundancia y prosperidad en todo lo que nos propongamos, y que por medio de ésta Shirá se anulen todos los decretos malos y que Mandes puras bendiciones a todos los mundos. Que tengamos el mérito de cantarte en el Mundo Venidero, y regresa Tu Gloria Divina a Tu Ciudad Santa pronto en nuestros días. Amén.